Historia

Historia

Si tuviese que rebautizar este hotel de nombre regio, le hubiera puesto “Hotel de los Colibríes”, por la abundancia de estos atractivos y traviesos pájaros que recalan en sus árboles y abrevan en sus artificiales bebedores de color rojo.

Nombre del Hotel

Si tuviese que rebautizar este hotel de nombre regio, le hubiera puesto “Hotel de los Colibríes”, por la abundancia de estos atractivos y traviesos pájaros que recalan en sus árboles y abrevan en sus artificiales bebedores de color rojo. También podría denominarle “Hotel de las Dos Fuentes”, por sus bellos surtidores que dan música constante en sendos patios interiores. También “Hotel Jardín”, por su acogedor pasto o césped, nutrido de soberbios fresnos o simplemente “Hotel de los Mineros”, porque su origen está muy ligado a esta actividad. Como está situado en una colonia donde predominan los nombres de ríos, podría haberse denominado “Hotel Mesopotamia” u “Hotel de Toreros y Artistas” por la cantidad de ellos que lo frecuentan, pero ¿por qué cambiar de nombre si ya lo tiene y además es bonito? Hotel María Cristina, hotel con historia.

1938

La construcción inicia en la década de los treinta y en 1938 queda totalmente construido. Los ingenieros son E. Cusí y E. Lavín, así como el arquitecto C. Fabre, corriendo con los materiales los empresarios Cadranell y Zozaya, la mayoría de ellos con apellidos de catalanes y vascos, según reza la placa de hierro forjado, en el suelo a la entrada de Ia puerta principal del edificio.

1957

Con enormes muros y patios interiores, que han resistido a los terremotos o sismos de 1957, 1974 y al de 1985, sin el menor rasguño. Esta es otra de las características del hotel: su enorme seguridad frente a los sismos y sus grandes posibilidades de evacuación y cobijo. Amplias escaleras y un espacioso jardín dan todas las posibilidades de protegerse ante los tristes y peligrosos fenómenos naturales.
En el hall de entrada pueden verse todavía las trampillas por las que se entra a los túneles subterráneos que surcan el subsuelo de la parte antigua del hotel en un tremendo laberinto.

1971

En 1971 se inicia la ampliación del hotel en la parte posterior del edificio que se antepone al parqueadero. Las obras se concluyen en 1975 y Ia oferta alcanza las 150 habitaciones. También en esta zona se encuentran a pie de jardín las tres suites mas grandes del hotel. Un auténtico lujo con nombres muy hispanos: La Altamira, la Alhambra y la Alcalá.

1979

En 1979, cambia de dueño, tras una época de impagos y problemas económicos. De esta forma el hotel rescatado de la deuda, cambia de manos y de estilo, latinacionalizándose de nuevo.  Pasa de una decoración anglo-alemana a algo más hispano-colonial.

Ubicación

Situado en la Colonia Cuahtémoc, un barrio en otro tiempo residencial,  al lado derecho del paseo de Reforma, entre el monumento a Cuauhtémoc y el Ángel de la Independencia en la calle del río de nombre español, Lerma y surcado a diestra y siniestra por otros ríos como Guadiana, Guadalquivir, Neva, Sena, Amazonas, Rhin o Panuco.